Porque la elegancia, más que una prenda de vestir, es una ACTITUD. La elegancia no es una ...

Tuesday, September 06, 2016 by Anabelly Hernandez


Porque la elegancia, más que una prenda de vestir, es una ACTITUD.

La elegancia no es una cuestión exclusiva de la marca; para ser una mujer sofisticada hace falta agregar más elementos que sólo ropa y accesorios caros. Como lo decía la grandísima Coco Chanel, la simplicidad es la verdadera clave. 

Todas las mujeres llevamos en nuestra esencia ese algo que nos distingue. No importa la edad, aspecto, nacionalidad, ni clase social, una mujer demuestra su elegancia en cada uno de los momentos de su día, al estar acompañada, sola, con desconocidos o con amigos. 

Es básicamente, la forma de equilibrar lo que llevamos puesto con lo que hacemos y decimos, una sofisticación que nos permite ser claras con nuestras ideas y gentiles con nuestras palabras. 

Pues bien, a continuación te presento los 5 principios fundamentales que toda mujer debe practicar para alcanzar la verdadera elegancia. 

¿Te interesa? ¡No dejes de leer!

1.- AMOR PROPIO

Para externar algo bueno, es necesario que algo bueno esté ocurriendo dentro de nosotras, de otra forma sólo sería una forma de fingir algo que no somos. Una mujer elegante sabe amarse a sí misma, se reconoce y se acepta y jamás deja que sus defectos opaquen sus virtudes. Así también acepta y reconoce a los demás y no cuestiona ni critica su aspecto o su vida. 

2.- SABE QUÉ DECIR Y CÓMO DECIRLO

La prudencia es una virtud que nos permite ser asertivos en nuestra vida diaria. Una mujer elegante sabe usar su voz de la forma más adecuada; habla cuando lo desea, pero también sabe callar cuando es necesario. Siempre piensa lo que sale de su boca y aún y cuando tiene que defenderse, sabe hacerlo de la manera correcta. 

3.- ES SEGURA DE SÍ MISMA, PERO JAMÁS ARROGANTE

Está bien saberse hermosa y disfrutar de los halagos, pero dejar que la admiración de otros se nos suba a la cabeza es una idea peligrosa. Una mujer elegante sabe tomar estos cumplidos y aún así, seguir siendo sencilla y humilde en los lugares donde se desenvuelve, tanto personalmente como profesionalmente. 

4.- SABE QUE MENOS ES MÁS

Y aplica tanto en la ropa como en su personalidad en general. Sabe crear ese balance entre lo atrevido y lo elegante, conoce perfectamente sus atributos y no teme en mostrarlos, pero siempre alejándose de eso que la puede hacer lucir vulgar. Pero más importante que todo, es GENUINA y no necesita agregar más de lo que ya tiene, para gustar a los demás. 

5.- TIENE UNA OPINIÓN PARA CADA SITUACIÓN

Ser hermosa, bien vestida y además agradable, es una buena combinación, pero si además le agregas un interés por saber de varios temas, las cosas son mucho mejores. Sin importar el tema, una mujer elegante sabe expresar su opinión al respecto, no dice "no me importa", pero tampoco pretende decir algo que no sabe. Lo más importante es estar abierta a aprender cosas nuevas. 




Fuente: SoyCarmin