Nos miramos en el espejo y encontramos detalles en nuestro cuerpo que no nos gustan. Flacidez, ...

Friday, September 02, 2016 by Lourdes López

Nos miramos en el espejo y encontramos detalles en nuestro cuerpo que no nos gustan. Flacidez, estrías, pequeñas arrugas en el rostro, o canas aparecen en el primer reflejo que se nos devuelve el espejo. Sin embargo, los hombres no ven lo mismo.

Estas son las 4 cosas en que los hombres realmente no reparan del cuerpo de una mujer. 

#1 Celulitis y estrías


Las mujeres nos hacemos problemas por tener una pancita incipiente y la celulitis en los muslos. Pero los hombres ni notan eso que para nosotras es muy evidente.

Todas tenemos algo "flojito" en el cuerpo, y eso es signo de los buenos tiempos. Debemos estar orgullosas de nuestro cuerpo y no ocultarnos debajo de ropas gigantescas.

#2 Senos caídos

Después de algunos años juntos, a los hombres poco le importan si los senos están caídos y con un poco de estrías. Ellos aman los senos por igual, pequeños, grandes, caídos o no.


#3 Lo que haces de tu cavado

El crecimiento del vello corporal es todo un asunto de las mujeres. Nos depilamos y nos sentimos femeninas, pero cuando la punta del vello asoma, nos cubrimos como con vergüenza. Es otra de las cosas que los hombres no notan.

¿Por qué sentir vergüenza? ¿Por una reacción normal de nuestro cuerpo? ¿O porque no nos parecemos a los estándares de belleza que la industria publicitaria nos quiere vender? Cada una de nosotras tendríamos que reflexionar más sobre esto, ¿no te parece?

#4 Las puntas abiertas



Lucir un pelo perfecto y sano es otra de las cuestiones que solo resultan pertinentes a las mujeres. Ellos no se dan cuenta si el cabello tiene las puntas abiertas, ¡tal vez algunos ni saben qué son las puntas abiertas!

Las mujeres tendríamos que poder liberarnos de una vez por todas, de los estereotipos mentales de belleza que tenemos. Es cierto, son muchas décadas de que diversas industrias para el consumo nos hicieron creer que debemos lucir de cierta manera, pero también es cierto que se está generando un cambio por revindicar la naturaleza de la mujer. Pero el cambio más importante de todos comienza por nosotras mismas.


Fuente: iMujer