Todos en algún momento de nuestra vida cometemos errores que nos impiden avanzar. Por lo general...

Thursday, September 29, 2016 by Anabelly Hernandez

Todos en algún momento de nuestra vida cometemos errores que nos impiden avanzar. Por lo general caemos cuando somo jóvenes e inexpertos, cuando aún no somos tan maduros y le damos importancia a cosas que en realidad no lo son.

En los 20’s aún estamos formando nuestro carácter y personalidad, todavía estamos en esa búsqueda de qué hacer con nuestra vida. Es el momento en el que realmente dejamos de ser adolescentes o jóvenes para convertirnos en adultos y la verdad es que en el camino cometemos muchos errores de los que luego aprendemos.

Temerle al futuro y no enfocarse en el presente. A veces nos desesperamos tanto en lo que ocurrirá más adelante que no nos damos cuenta que vivir el presente es lo que nos permitirá construir el futuro. No vale la pena pensar en algo que aún no llega, tu mente y esfuerzo deben estar siempre en el hoy.

No respetar esa dieta que prometiste que cumplirías. Si decidiste empezar a comer sano y cambiar por completo tus hábitos alimenticios, busca una forma de ser constante. Tu yo del futuro te agradecerá esos sacrificios.

Confiar una y otra vez en esa persona que solía darte la espalda siempre. Todos merecemos una segunda oportunidad es cierto, pero hay personas tóxicas que no vale la pena tener en nuestra vida, no tengas miedo de sacar a la gente que no te suma y que solo te lastima una y otra vez.

Asistir a tu trabajo con resaca luego de una larga noche de fiesta. Nunca es una buena idea, si ya es bastante terrible tener resaca un fin de semana, la situación es mil veces peor cuando tienes que trabajar luego de una noche de tragos.

Vestirte igual que el resto solo porque la moda lo impone, no porque te haga sentir cómoda. Con el tiempo encontrarás tu estilo, pero a veces cometemos el error de usar algo que no nos gusta solo para “estar a la moda”. No importa si todos usan una pantalón negro con tachas, si tú no te sientes cómoda, simplemente no te lo pongas.

No confiar más en ti misma. A veces el cometer errores te puede hacer creer que te equivocas todo el tiempo, te vas a caer mucho, pero eso no puede afectar tu autoestima. Tú eres la única persona en el mundo que puede hacer que las cosas te salgan bien, solo tienes que confiar en ti siempre.

Estar con alguien solo para no sentirte sola. A veces puedes creer que por no estar en pareja te pierdes de algo y probablemente solo aceptes una relación para no sentir la soledad. Nunca dejes que eso influya en tus decisiones, al final te darás cuenta que estar soltera tiene más beneficios de los que crees.

No usar protector solar durante el año, porque crees que solo se usa en verano. Los rayos solares nos afectan todo el año, a pesar de que sea invierno usa bloqueador, tu piel te lo va agradecer en unos años.

Preocuparte más de lo que te muestra el celular, que de admirar lo que te rodea. Si estás en una reunión con tus familiares, en la casa de tu abuela, en una fiesta, en el cine con tus amigas, en un bar con tu novio, en la calle con una amiga o en un café con tu hermana suelta el celular. NADA puede reemplazar los momentos que vives con la gente que amas.

Quejarte por todo en lugar de hacer un cambio. Si realmente estás harta de tu trabajo, ya no soportas a tus “amigos”, quieres bajar de peso o simplemente te aburriste de la rutina, entonces HAZ algo por cambiar eso que te molesta y que a tu parecer arruina tu vida.




Con información de: whatthegirl