En un mundo perfecto, tu novio, marido, prometido o amante tendría el pene perfecto: ni demasia...

Saturday, August 13, 2016 by Lourdes López

En un mundo perfecto, tu novio, marido, prometido o amante tendría el pene perfecto: ni demasiado grande ni demasiado pequeño, exactamente el tamaño adecuado para ti. Pero lamentablemente no vivimos en un mundo perfecto y la realidad en ocasiones es esta: su pene y tu vagina no siempre encajan perfectamente.

Estas son algunas de las preguntas que seguramente han pasado alguna vez por tu cabeza: ¿Puede el miembro masculino ser demasiado grande para tu vagina? ¿Y qué hacer en el caso de enfrentarte al “Padre de todos los penes”?

¡Buenas noticias! En general, la mayoría vaginas femeninas son aptas para todos los tamaños y formas. Con una lubricación adecuada, nuestra zona íntima es capaz de adaptarse a casi todos los tamaños de miembros masculinos.

No es habitual, por lo tanto, que las mujeres que tienen entre veinte y cuarenta años tengan problemas para encajar con los hombres mejor dotados. Los problemas de este tipo aparecen más tarde. Cuanto más mayores nos volvemos, más común es el problema, ya que podemos ingerir más medicamentos y hay cambios de hormonas que pueden estar asociados a dicho problema.

Eso sí, hay excepciones. A veces puede parecer que un pene es demasiado grande para una mujer. Y en ese caso, lo importante es que debes darte cuenta del porqué, ya que tiene solución.

Hay dos motivos principales por los que esta parte del cuerpo masculino puede parecer demasiado grande. En primer lugar, es posible que no te hayas excitado al máximo. De hecho, si una mujer no está lubricada es muy probable que un pene no logre penetrarla. Y si entra, puede ser que le duela, sangre o desgarre. Para solucionar el problema, debes estar segura de estar bien lubricada antes de que entre. Un consejo: A parte de lo que puedas hacer tú misma, pídele que te ayude a excitarte, con preliminares o utilizando un lubricante. 

Otra posibilidad es que determinados medicamentos podrían provocar sequedad vaginal y quizá no te hayas dado cuenta. Como por ejemplo, los antihistamínicos, anticonceptivos o los tratamientos contra el cáncer como la radiación. Así pues, si continuas teniendo este problema ahí abajo y a pesar de que tu chico haya intentado de todo para excitarte, consulta a tu médico de cabecera o ginecólogo para darle solución.

Lo más importante es darse cuenta de que todo tiene solución. A medida que sigas el consejo mencionado en este artículo, no tendrás problemas para tener relaciones sexuales que te satisfagan aunque el pene de tu novio parezca demasiado grande.


Fuente: Womenhealth