El deseo por lucir un cuerpo perfecto es una de las grandes lacras de la sociedad actual. Lejos...

Wednesday, August 24, 2016 by Lourdes López

El deseo por lucir un cuerpo perfecto es una de las grandes lacras de la sociedad actual. Lejos de ser una aspiración saludable, las ansias de modelar la figura según el estereotipo fijado puede convertirse en una obsesión que repercuta negativamente en el organismo. Valeria Lukyanova es la chica ucraniana que ha saltado a la fama después de someterse a múltiples operaciones de cirugía estética para conseguir parecerse a la famosa muñeca de Mattel, e incluso ha llegado a ponerse el sobrenombre de Barbie humana.


En su caso, la eliminación de costillas a la que fue sometida queda latente en cuanto se observa una foto suya en la actualidad. Su finísima cintura nada tenía que ver con la que lucía años atrás. Comparando las dos imágenes queda claro que Valeria apostó fuerte por cambiar de aspecto su cuerpo y ha luchado hasta que lo ha conseguido. Piernas, pecho, abdomen, nariz y labios: ninguna parte de su anatomía parece haber quedado a salvo del arte del bisturí.


Al parecer, lo único de lo que Lukyanova se siente orgullosa es de su color de pelo. La que afirmó que sólo se alimentaba de «aire y agua» y hace algunos días mostró «selfies» sin maquillaje mantiene el rubio natural con el que nació. Por su afán en convertirse en la hermana gemela de Barbie, es indudable que si la novia de Ken hubiera tenido el cabello moreno o pelirrojo Valeria también hubiera apostado por un nuevo tono en su melena.

Fuente: El ciudadano