El dolor de muelas es uno de los dolores más intensos que podemos experimentar y peor aún si ya...

Monday, August 15, 2016 by Anabelly Hernandez

El dolor de muelas es uno de los dolores más intensos que podemos experimentar y peor aún si ya hasta se te está pasando al oído. Ya sea que te quitaron las muelas del juicio o fue por alguna infección, seguramente querrás librarte de ese dolor cuanto antes. Checa estos remedios caseros que te ayudarán a sentirte mucho mejor. 

1. Aspirina

Si tienes alguna cavidad, lo mejor para aliviar el dolor son las aspirinas. Aplástalas y coloca el polvito en el área afectada. Deja que se absorba y notarás que el dolor empieza a desaparecer.

2. Clavo

Esta especia es una de las más utilizadas para disminuir el dolor de muelas. Sólo tienes que molerla y colocar una pequeña cantidad en la zona del dolor. Intenta no pasártela, mantenla en su lugar y deja actuar por unos minutos.

3. Té de hierbabuena

Deja reposar una bolsita unos minutos y colócala en el área afectada. El tanino del té te ayudará a desinflamar el área y a reducir el dolor.

4. Agua con sal

En un vaso de agua tibia, disuelve una cucharada de sal. Te ayudará a matar bacterias a que el dolor disminuya.

5. Papa

Coloca una rodaja de papa en el diente para aliviar dolor. También puedes crear una masa con papa y sal y notarás la diferencia.

6. Gengibre y pimienta de cayena

Muele el gengibre junto con la pimienta de cayena hasta crear una pasta. Aplica con un hisopo en el área del dolor y relájate.

7. Ajo

El ajo es bastante benéfico para aliviar muchísimos males por lo que no es una sorpresa que también te ayude a aliviar el dolor de muelas.

8. Cebolla

Coloca un pedacito de cebolla cruda en tu muela. Cuando se te baje el dolor dejará de importarte que huelas a cebolla.

9. Canela

Mezcla una cucharada de canela con 3 de miel y aplica en el área afectada tres veces al día. El dolor irá bajando.

10. Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio también será tu gran aliado para eliminar el dolor de muelas. Puedes mezclarlo con un poco de agua tibia y colocar la pasta con un hisopo. Notarás alivio casi al instante.



Fuente: Mujerde10