Pese a no ser la idea inicial del club, a día de hoy la cúpula deportiva admite que es la mejor ...

Monday, August 15, 2016 by Anabelly Hernandez

Pese a no ser la idea inicial del club, a día de hoy la cúpula deportiva admite que es la mejor solución para acabar con el conflicto en la portería.

El FC Barcelona ya tiene asumido que Claudio Bravo puede acabar saliendo este verano. Fuentes de la entidad consultadas por MD admiten que la menos mala de las soluciones al problema que hay en la portería azulgrana -generado por la voraz competencia entre Ter Stegen y Bravo- pasa por la salida del chileno. Un futbolista de 33 años al que desea fichar el Manchester City, un club con un alto poder adquisitivo que le ofrecería al portero la titularidad y más años de contrato de los dos que le quedan en el Barça. Ayer MD publicó que una persona del entorno más íntimo de Bravo explicó el pasado miércoles, durante el Gamper, lo siguiente: “Ya lo tenemos casi hecho con el City”.

Paralelamente, el club azulgrana valora que recibirá una cantidad interesante de dinero por un jugador veterano por el que en 2013 se pagaron doce millones de euros. La cláusula de Claudio Bravo es de 40 millones de euros pero el Barça admite que se irá por menos. Eso sí, tras haber amortizado ya seis millones de la operación de compra de Bravo (lleva dos temporadas en el Barça y en cada una se amortizan 3 ‘kilos’), el club sabe que obtendrá un buen beneficio con una venta que, pese a no ser deseada, va tomando forma.

El club esperaba aguantar otro año

La intención inicial del Barça era mantener una temporada más la pareja Ter Stegen-Bravo, que tan buen rendimiento ha dado las dos últimas campañas. Sin embargo, las continuas reivindicaciones de minutos del alemán (que hasta ahora ha sido suplente en las dos ligas que ha vivido como jugador azulgrana) han tensado la situación y la relación entre los porteros más allá de lo esperado por los dirigentes azulgrana. De hecho, a principios de este mes ambos guardametas pasaron por las oficinas del club para conocer los planes del club para ellos. En su visita, avanzada por MD, Ter Stegen incluso presentó una oferta del Manchester City que fue rechazada por el Barça.

En los últimos días, los movimientos de Pep Guardiola en el City han sido muy significativos: el pasado sábado, el extécnico azulgrana dejó en el banquillo a Joe Hart, hasta ahora portero titular del equipo y uno de los capitanes, y le dio la titularidad a Willy Caballero. Pero su objetivo, descartado Ter Stegen por caro, es fichar a Bravo. El Barça lo sabe y admite que quizás ese sea el inevitable desenlace con un profesional bien valorado en la entidad azulgrana como es el chileno.

Una vez se recupere Ter Stegen, ahora lesionado, la primera alineación liguera será un jarro de agua fría para uno de los dos porteros. Si el suplente fuese Bravo vería que Luis Enrique le ha quitado su torneo habitual. Si es el alemán, su enfado por verse de nuevo fuera del torneo de la regularidad crecería hasta límites insospechados.




Fuente: Mundo Deportivo