Seguramente has notado que algunas personas inician sus días con energías recargadas, mientras q...

Thursday, August 18, 2016 by Anabelly Hernandez

Seguramente has notado que algunas personas inician sus días con energías recargadas, mientras que tú o tienes sueño o empiezas tu jornada cansada y aburrida. ¿Cuál es su secreto? Más allá de descansar lo suficiente, tenemos que sumarle a nuestra rutina algunos buenos hábitos antes de desayunar.

Si pensaste que lo mejor es comenzar tu día consultando el correo electrónico o algunos pendientes, estabas completamente equivocada. Laura Vanderkam, experta en productividad, dice que no hay nada mejor que empezar el día con un poco de planificación antes de desayunar. Aquí te dejamos 6 cosas que hacer para empezar a mejorar tus días:

1.- No postergar la alarma del despertador

Este es un grave error, no solo porque en esos minutos nuestro cuerpo no descansará más; sino también porque producimos ‘inercia del sueño’ y estaremos más dormidos el resto del día. Es importante levantarse todos los días a la misma hora y cuando suene el despertador. Al principio será duro, pero poco a poco tu cuerpo aprenderá que esa es la hora a la que debe levantarse, y el mecanismo natural empieza a prepararte dos horas antes de que suene. Verás que días después te levantarás de mucho mejor humor.

2.- Tender tu cama

La práctica de esta actividad puede contribuir de forma importante al nivel de satisfacción personal, asegura Gretchen Rubin, autora del Proyecto Felicidad.  “Hacer la cama es una tarea que, a pesar de su rapidez y sencillez, transforma el ambiente. Todo parece más arreglado”, precisó Rubin.

3.- Eliminar los desayunos dulces

No cabe duda de que necesitamos energía para aguantar la mañana y proteínas para evitar que el cuerpo acabe con nuestros músculos. Pero comer un desayuno dulce es un error, porque produce un pico de azúcar y una caída aún más fuerte en una hora y media más o menos, que también se manifiesta con una mente borrosa y ataques de hambre con antojos de cosas dulces.

4.- Agradecer por un nuevo día

No te levantes de mal humor por todas las responsabilidades que te esperan en el día. Piensa en cosas positivas y agradece porque tienes muchas cosas nuevas por experimentar. Sonríe y levántate con ganas de vivir plenamente.

5.- Piensa y actúa

“Frena un momento, reflexiona sobre las tareas del día y separa el pensar del hacer. Esto te ayudará a que al final de la jornada tengas la sensación de que has terminado las tareas pendientes”, dice el experto en productividad José Miguel Bolívar.

6.- Mantente activa

No agarres el periódicos, no abras tu correo ni tomes tu celular. Contrarresta la tendencia habitual de comenzar el día pensando en cosas negativas. Levántate, realiza una o varias actividades que nos proporcionen placer o bienestar y nos ayuden a generar un estado de ánimo positivo.



Fuente: whatthegirl