Muchas veces lo hacemos sin darnos cuenta, pero deberíamos prestar atención y procurar evitar t...

Saturday, August 20, 2016 by Anabelly Hernandez

Muchas veces lo hacemos sin darnos cuenta, pero deberíamos prestar atención y procurar evitar tocar con las manos determinadas zonas del cuerpo, ya que podríamos traspasar las bacterias de un lugar a otro.

Si no mantienes la higiene adecuada, esas bacterias que se acumulan en las manos fácilmente pueden comprometer tu salud cuando no tienes cuidado.

¿Cuáles son las partes del cuerpo que no deberías tocar con las manos? ¿Qué pasa si lo haces?

1. Los ojos

La vista es uno de los sentidos más preciados que tenemos y por ello puede resultar muy molesto cuando nos toca batallar con alguna infección.

Es común llevarse las manos a los ojos para frotarlos, retirar alguna pestaña o simplemente limpiar algún residuo que nos esté importunando. Sin embargo, los ojos pueden contraer infecciones fuertes al tocarlos con las manos sucias.

Sabemos que la mayoría de las veces cometes el error de tocar con las manos estos órganos, casi sin darte cuenta.

Algunas de las recomendaciones que nunca debes pasar por alto son:
  • Lavarte las manos antes de tocar los ojos.
  • Usar un pañuelo desechable si necesitas secar una lágrima o ayudarte a sacar una pestaña.
  • Evitar introducir cualquier clase de elemento extraño.

2. Zona íntima

Está claro que la zona íntima es un lugar muy privado y es importante que, antes de tocarla con las manos, te asegures de mantener la higiene.

El riesgo de tocar esta zona con las manos sucias es que los gérmenes puedes ocasionar toda clase de infecciones.

Ya por sí misma, esta área es húmeda y está repleta de su propio ecosistema que al contacto con otras bacterias puede ocasionar problemas graves.

Un error muy común que cometen las mujeres es tratar de lavar esta área con jabón, agua y champús vaginales.

Te recomendamos limitar el uso de agua y jabón al mínimo y evitar por completo los champús vaginales.

3. Los oídos

No debes tocar con las manos tus oídos, ni rascarlos con las uñas. Estas dos acciones pueden causar lesiones internas que, con el tiempo, se infectan.  

En primer lugar, recuerda que el oído tiene cera, la cual sirve para evitar el paso de bacterias.

Por lo anterior, no deberías tratar de eliminar toda la cera. En caso de que sientas que tienes demasiada, acude con un otorrinolaríngologo, que es el médico especializado en la zona.

Él te ayudará a eliminar los excesos de cera sin problemas y con los métodos más seguros.

4. El rostro

Evita tocar con las manos el rostro. Sabemos que es algo que se hace casi siempre de forma involuntaria, pero debes aprender a evitarlo tanto como sea posible.

Los motivos de esta recomendación son muy variados. El primero de ellos es que, al tocar la zona, estás llevando residuos de las manos a la piel de la cara.tocar tu cara

Si no mantienes la higiene correcta, los poros de la piel se pueden obstruir fácilmente. Esto ocasiona los molestos barritos y zonas rojas en la piel.

El único momento en que debes tocar con la manos el rostro es cuando vayas a lavarlo y antes ya te hayas lavado las manos.

Según se puede ver, tocar con las manos distintas zonas del cuerpo puede traer problemas que van de leves a graves.

Toma nota y evítalo tanto como sea posible.



Fuente: MejorConSalud