El frizz puede ser el peor enemigo del cabello de las mujeres. Siempre estamos buscando qué prod...

Tuesday, August 23, 2016 by Anabelly Hernandez

El frizz puede ser el peor enemigo del cabello de las mujeres. Siempre estamos buscando qué productos nuevos hay para que nuestro cabello este liso y manejable. Hacerte un tratamiento permanente para obtener el cabello que deseas puede ser costoso y alisarte muy seguido puede ser muy dañino para tu cabello.

Para las que quieren tener un cabello liso y lacio la naturaleza tiene algunos productos para alisar el cabello de manera natural. Aquí tienes 3 formas de alisar tu cabello naturalmente:

Leche de coco:
La leche de coco actúa como un gran alisador de cabello y sobretodo es fácil de preparar. Para hacerlo sólo debes cortar trozos de coco con 5 cucharadas de jugo de limón hasta obtener un líquido fácil de aplicar en el cabello. No olvides de colar la mezcla para retirar los pedacitos que quedan del coco.

En el caso que tú misma no puedas preparar la leche de coco, puedes comprarla pero asegúrate de que sea pura y no contenga aditivos.

Después de licuar y colar, refrigera la solución por 1 hora aproximadamente. Hasta que notes que hay una capa espumosa. Aplica esa capa sobre tu cabello y cuero cabelludo. Luego cubre tu cabello con una toalla y espera 30 minutos. Enjuaga y peina tu cabello.

Huevos y leche:
Para que nuestro cabello tenga una buena dosis de proteínas, mezcla 2 tazas de leche con un huevo, revolviendo bien. Puedes sumergir tu cabello en la mezcla o untarla en tu pelo. Después,  procede a cubrir tu pelo con un gorro de ducha o una bolsa y espera por cerca de media hora. Por último, lava tu cabello con agua fría (el agua caliente podría hacer que la parte de huevo de la mezcla se endurezca y se vuelva difícil retirarla) y péinalo.

Evita que el huevo crudo entre por tu boca o entre en contacto con tus ojos. El huevo puede contener patógenos, así que al enjuagar tu cabello hazlo de manera que los residuos corran por la parte de atrás de tu cabeza, no por tu cara.

Aceite de oliva:
El aceite de oliva no es precisamente un alisador pero ayuda significativamente a que tu cabello sea más manejable, suave y fácil de peinar, lo cual es muchas veces todo lo que necesitas. Para este tratamiento, mezcla unas 5 cucharadas de aceite de oliva extra virgen con miel de abeja. Añade la miel poco a poco, revolviendo y estando atenta hasta notar una consistencia que sea fácil de aplicar, sin que se vuelva demasiado espesa.

Aplica esta mezcla en tu cabello, masajeando cuidadosamente y uniformemente. Cubre tu cabello con un gorro de ducha o una bolsa plástica para que los beneficios de esta mezcla sean absorbidos por tu pelo eficientemente. Después de una hora, lava tu cabello como lo haces de costumbre y verás los resultados.




Fuente: whatthegirl