El coma es una expresión de un fuerte trastorno de las funciones cerebrales y por tanto con peli...

Wednesday, July 13, 2016 by Lourdes López

El coma es una expresión de un fuerte trastorno de las funciones cerebrales y por tanto con peligro de muerte.

Las historias de personas que han entrado en estado de coma parecen fascinantes, algo que solo ellos han vivido, fue real o fue el subconsciente son las alternativas que se plantean al salir de coma, si quieres saber un poco más acerca de las vivencias en el subconsciente de las personas, te compartimos 7 historias con casos similares 

1. Intenté suicidarme. Casi lo consigo y estuve en coma tres semanas. Cuando estaba muriendo recuerdo que todo era blanco y luminoso pero borroso. Me sentía ligera. Salir de ahí me costó semanas. Era como estar nadando bajo el agua. Podía escuchar a la gente hablar pero el sonido me llegaba amortiguado como si realmente estuviera sumergida. A veces veía luz en la superficie pero otras estaba oscuro como si nadara más profundo.

2. Estuve en un coma inducido durante dos semanas. Tuve un sueño en el que todo sucedía en tiempo real. Recuerdo que conduje hasta una casa y el viaje duró horas, no unos segundos como sucedería en un sueño nocturno. También, cuando andaba, no tocaba el suelo sino que flotaba.

3. Tuve un accidente de tráfico y estuve en coma ocho días. No soñé, no tuve ningún pensamiento. Fue como atravesar un agujero de gusano. Estaba en mi moto y al segundo siguiente estaba en una cama de hospital.

4. Tuve un accidente de tráfico horrible. Estuve inconsciente una semana y tuve muchas alucinaciones. No era consciente de que estaba en un hospital, pensaba que estaba en un sitio en el que rejuvenecían a la gente alimentándoles con la vida de otras personas. Tenía miedo de que fueran a usar a mis familiares o a mí misma para alimentar a otros pero no podía decírselo a nadie porque tenía un tubo atravesándome la garganta.

5. Cuando tenía 10 años bajé en bici y sin casco por una rampa en mal estado. Según mis padres, me di en la cabeza y no me movía así que me llevaron al hospital. Aunque lo que yo recuerdo es levantarme, correr a mi casa a comprobar en el espejo que estaba bien y que el resto del día transcurriera con normalidad. Comí, cené, jugué a videojuegos y, cuando me desperté al día siguiente, estaba en el hospital. Me dijeron que había estado en coma una semana.

6. Una amiga mía tuvo un accidente y sufrió un coma. Un día que fui a visitarla con otros amigos, de repente se incorporó, señaló a uno de nosotros y dijo: “eres el siguiente”. Poco después, mi amiga murió.

7. Me fracturé el cráneo cuando tenía 16 años y estuve en coma cinco días. Recuerdo hablar con mi mejor amigo que había muerto un par de meses antes. Me dijo que aún no me había llegado la hora y que aún me necesitaban. Lo próximo que recuerdo es despertarme en una cama de hospital con un catéter.

Fuente: PlayGround