Cuando llegas a casa y tu “perrhijo” te recibe con brincos y “lamidas”, seguramente caes en la t...

Tuesday, July 12, 2016 by Anabelly Hernandez

Cuando llegas a casa y tu “perrhijo” te recibe con brincos y “lamidas”, seguramente caes en la tentación y le das un gran beso. Para ti esto puede ser algo normal, pero tal vez lo mejor sería evitarlo si no quieres contagiarte con alguna infección.

Y es que especialistas de los Centros para el Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) aseguran que quienes besan a sus perros están más expuestos a desarrollar estas enfermedades.

¡Mejor acarícialo y juega con él!

Aumentarán tus problemas bucales

Investigadores detallan que si besas frecuentemente a tu perro, tendrás caries, mal aliento, gingivitis y eres propenso a desarrollar periodontitis (enfermedad que debilita los huesos y dientes).

Tendrás parásitos y lombrices

Cuando te lame la cara o la boca puede dejar lombrices o parásitos como la Tenia, que genera diarreas o infecciones en el hígado, pulmón o el sistema nervioso.

Sufrirás malestares parecidos a la gripe

Estos síntomas serán causados por el contagio de leptospirosis, una enfermedad bacteriana que si no se atiende a tiempo puede convertirse en meningitis u ocasionar sangrados.
                        
Podrían salirte erupciones en la boca

El parvovirus es el responsable de estas llagas en la boca; es contagioso y muy resistente a los cambios climáticos.

Es cierto que existen tratamientos para cada una de las enfermedades que se transmiten por besar a los perros, pero si cambias la forma en que le demuestras tu cariño, evitarás sustos y te mantendrás sana. 



Fuente: Salud 180