Una serie de vídeos y tweets un tanto desconcertantes de la youtuber británica de moda y bellez...

Thursday, July 28, 2016 by Lourdes López

Una serie de vídeos y tweets un tanto desconcertantes de la youtuber británica de moda y belleza, Marina Joyce, que tiene más de 700.000 suscriptores, han inducido a sus fans a creer que podía estar secuestrada, en compañía de un novio abusivo o consumiendo drogas.

Ha sido una batería de posts en las redes sociales, en los que se ha utilizado el hashtag #SaveMarinaJoyce, la que ha conducido a la policía hasta su casa en Enflield, en el norte de Londres, para comprobar su bienestar. Y, efectivamente, han anunciado que está "sana y salva". Ante esta oleada de mensajes de preocupación, Joyce, de 19 años, ha confirmado que no está en peligro: "Chicos estoy bien, me siento muy bien hoy y es alentador ver a tantas personas que se preocupan por mí".

Sus seguidores han llegado hasta este punto a causa de una serie de indicios sospechosos que aparecen en algunos de sus vídeos y tweets, aunque algunos de ellos ya han sido desmentidos por su madre, Cheryl Joyce.

El ejemplo más reciente es el vídeo titulado "Date Outfits Ideas", en el que promocionaba un nuevo vestido rosa, si bien los suscriptores se fijaron en otros aspectos:



Una serie de indicios sospechosos en algunos de sus vídeos y posts, aunque algunos de ellos ya han sido desmentidos por su madre, Cheryl Joyce
Sus seguidores especulaban con que susurraba "ayúdame", pero su madre lo ha desmentido alegando que en realidad estaba diciendo "ponte como yo". También tenía hematomas en los brazos y parece que la persona que la estaba filmando le daba indicaciones sobre qué debía decir, lo cual desconcertó a sus fans porque es algo que no solía hacer. Sin embargo, Cheryl ha comentado que ella es la responsable de la filmación y que los moratones no son a causa de ninguna relación abusiva.

En otro vídeo, publicado en un blog , aparecía un objeto que era todavía más alarmista: un rifle. El arma estaba apoyada en su cómoda, pero al final ha resultado ser otra confusión que posteriormente ha sido rectificada por su madre: no era más que una pistola de aire comprimido de sus hermanos. Además, también les sorprendió el significativo cambio de personalidad y la pérdida de peso que se evidenciaba en las filmaciones.

A pesar de los numerosos rumores que se generaron en torno a ella, esto no terminó aquí. A través de su cuenta de Twitter citó a sus seguidores en Bethnal Green, en el este de Londres. Hasta aquí todo bien. Sin embargo, el pánico se desató con una transmisión en vivo de periscope titulada 'En vivo desde Bethnal Green #SaveMarinaJoyce' en la que aparecía una pantalla en blanco y se podían escuchar extraños golpes de fondo.

Entonces se abrió un debate en la comunidad fan. Decenas de ellos insistieron a otros en Twitter en no asistir a la reunión porque creían que podía haber sido secuestrada por Daesh, quienes la habrían obligado a citarles en aquel punto de la ciudad para que fueran víctimas de un atentado.

Después de todo el escándalo, Joyce ha ofrecido una transmisión en streaming de 40 minutos, que ha sido vista por más de 42.000 personas, para aclarar la situación y agradecer la preocupación que ha suscitado su situación. Ha aprovechado para dejar claro que no está consumiendo drogas y que tampoco había estado en cautiverio. En cuanto a los hematomas, ha alegado lo siguiente: "ya no tengo más moratones. Era una historia triste. No puedo explicar por qué los tengo porque es debido a una historia triste".

Por su parte, su madre también ha comentado a una amiga de su hija que actualmente está atravesando por algunos problemas.


Fuente: Play Ground