Pokémon Go se ha convertido en el mayor videojuego para móviles en la historia de EE.UU.  Sin em...

Thursday, July 14, 2016 by Lourdes López

Pokémon Go se ha convertido en el mayor videojuego para móviles en la historia de EE.UU.  Sin embargo, por su propuesta puede ser una ofensa precisamente: Pokémon Go no se juega en el sofá, sino en calles, parques, playas y otros enclaves del mundo real, que aparecen reflejados en la pantalla del jugador y donde se ocultan los personajes ficticios.

El museo del antiguo campo de exterminio nazi de Auschwitz-Birkenau (sur de Polonia) ha prohibido a sus visitantes usar el juego Pokémon Go en su recinto por respeto a las víctimas del nazismo, una decisión que se suma a instituciones como el museo del Holocausto de Washington.

La aplicación, que emplea la tecnología GPS de geolocalización, consiste en que los jugadores busquen pokémon en diferentes lugares reales, en ocasiones en los menos apropiados, lo que ha provocado numerosas críticas al considerar que el juego puede favorecer actitudes irrespetuosas.

Ante la polémica, los propios fans de la aplicación han negado que vayan a jugar a Pokémon Go en zonas así por ser «inapropiado». Junto a Auschwitz, el Museo Conmemorativo del Holocausto en Washington también anunció la misma medida, solicitando a los usuarios de smartphones que se abstengan de "atrapar" pokemones mientras se encuentran en sus instalaciones.

Corea del Norte podría ser un nuevo obstáculo para los cazadores de Pokémon, según Reuters. El último gran éxito de Nintendo, Pokemon GO, probablemente se enfrente a problemas en Corea del Sur, donde las función de mapas de Google está restringida por cuestiones de seguridad con Corea del Norte, aunque algunos seguidores están listos para acudir a áreas remotas donde puedan jugar.

Corea del Sur es el cuarto mercado más grande del mundo de juegos, tras China, Estados Unidos y Japón, según la firma holandesa Newzoo, lo que representa una gran oportunidad perdida si la comercializadora del juego Niantic no consigue sacarlo a la venta oficialmente.

El juego de realidad aumentada donde los jugadores caminan por las calles en la vida real buscando pokemon para capturarlos y entrenar, utiliza Google Maps para funcionar. Pero en la mayor parte de Corea del Sur, está función está limitada por el gobierno, que está técnicamente en guerra con Corea del Sur, por razones de seguridad nacional.

«Debido a las restricciones en los datos de mapas, es imposible para Pokémon GO funcionar con el servicio Google Maps en Corea del Sur», dijo una persona familiarizada con el asunto, que pidió no ser identificada por no estar autorizada a hablar del tema.

En la musulmana Turquía la asociación oficial de imanes Diyanet-Sen ha pedido que se prohíba el juego porque insulta al islam.


Fuente: Abc.es