1. El maquillaje de tus cejas es muy evidente: No uses mucho maquillaje en tus cejas. Lo mejor e...

Thursday, July 21, 2016 by Lourdes López

1. El maquillaje de tus cejas es muy evidente: No uses mucho maquillaje en tus cejas. Lo mejor es que apliques de poquito en poquito hasta que logres el look que buscas. Recuerda que es mucho más fácil agregar más producto si crees que te falta, a quitarlo cuando sobra. 



2. No cepillas tus cejas: Cuando no cepillas tus cejas, éstas se ven descuidadas. Está de moda llevar las cejas despeinadas pero, incluso para lograr este look, es necesario cepillarlas hacia arriba y hacia afuera. La mejor manera de hacerlo es aplicando una pomada para cejas ya que les dará una forma súper natural.  


3. Solo dibujas una línea para oscurecerlas: Mejor, dibuja varias líneas súper finitas, ya sea con delineador o sombra, y finalmente, difumínalas.  



4. No estás difuminando tu lápiz delineador correctamente: Lo que tienes que hacer es trazar una línea en la parte inferior desde donde comienza la ceja y, posteriormente, difuminarla con tu cepillo para cejas.  



5. No usas el color de sombra adecuado: Si sientes que ningún color se acerca al color natural de tus cejas, puedes intentar mezclar dos tonos distintos.  


6. Tus cejas lucen irregulares: No te olvides de difuminar tu delineador o sombras con un cepillo o cualquier otra herramienta para cejas para evitar que éstas no se vean raras.  


7. Las rellenas demasiado: Si lo que buscas es oscurecer tus cejas un poco más, en vez de usar delineador, opta por una máscara para cejas. Ésta les dará una apariencia mucho más natural y a la vez, les dará más color.  


8. Usas mucho iluminador abajo y por encima de tu ceja: Mejor, opta por un concealer que sea un tono más claro que el de tu piel para darle más luz a tu mirada.  


9. Te quedan varios huequitos: Rellénalos con polvo para cejas o delineador y, finalmente, dales forma con máscara para cejas.  


10. No les das forma: Al momento de delinearlas, solo sigue la forma natural de us cejas, difumina y cepilla.  


11. El arco de tus cejas está demasiado pronunciado. Las cejas puntiagudas te harán verte sorprendida o enojada aunque no lo estés. Para saber exactamente en dónde debe ir el arco de tu ceja, recarga tu lápiz delineador en tu nariz y dirígelo de forma diagonal hacia el centro de tu ojo.  


12. Haces muy larga la colita de tu ceja: Evita hacer esto pues le dará un efecto de 'cara caída' a tu rostro.  

13. Te queda muy cuadrado el inicio de tu ceja: Hacer esto automáticamente hará que se vean falsas. Mejor, intenta trazar líneas muy delgadas parecidas a un pelo y difumina.  




Fuente: Seventeen
Fotografias: Cosmpopolitan