Compatible con iOS, Android, Mac, Windows y Linux. Estoy seguro de que existen múltiples ...

Thursday, June 16, 2016 by Anabelly Hernandez


Compatible con iOS, Android, Mac, Windows y Linux.

Estoy seguro de que existen múltiples razones por las cuales te gustaría tener las alertas de tu smartphone en tu computadora. Afortunadamente, hay varias herramientas gratuitas que te pueden ayudar.

Pushbullet

Cada opción dependerá del sistema operativo de tu teléfono y computadora, pero vamos a enfocarnos en Pushbullet, una herramienta compatible con iOS y Android. Para utilizarlo, sólo necesitas tener Chrome, Opera o Firefox instalado en tu Mac o en tu PC con Windows o Linux.

Existe una versión Pro, la cual, por unos cuantos dólares al mes, te ofrece más almacenamiento y la posibilidad de transferir entre tu computadora y tu smartphone archivos más grandes, así como una herramienta universal de copiado y pegado que funciona entre ambos dispositivos.

Configuración

La verdad es que es muy fácil configurar Pushbullet, pues sólo es necesario acceder a una interfaz en línea con tu cuenta de Facebook o Google. Ahí podrás ver tus dispositivos registrados y un historial de tus notificaciones. Una vez que hayas registrado tu cuenta, toma tu equipo iOS o tu Android y descarga la aplicación.

En tu navegador, deberás instalar la extensión que mantendrá a Pushbullet sincronizado con lo que pasa en tu smartphone. Recibirás notificaciones de las apps más importantes, como Facebook Messenger y WhatsApp, así como de SMS si es que aún los utilizas.

Pushbullet es sumamente configurable; puedes elegir si las notificaciones harán algún sonido o cómo se desplegarán en la pantalla para alertarte que algo está pasando.

En general, esta app te guía a través de una interfaz simplificada, así que hacer las configuraciones pertinentes es muy sencillo. Si utilizar el navegador no es lo tuyo, existe un programa que puedes instalar en tu Mac o PC, pero debes saber que está programada por un desarrollador tripartita y cuesta $2.99 dólares.



Fuente: qore