A todos nos gusta dormir, aunque a algunos más que a otros, está claro. Ahora, un nuevo estudio...

Saturday, June 25, 2016 by Lourdes López

A todos nos gusta dormir, aunque a algunos más que a otros, está claro. Ahora, un nuevo estudio ha puesto sobre la mesa la evidencia de que el sueño prolongado durante el fin de semana puede ayudar a reducir el riesgo de sufrir diabetes. La investigación ha sido llevada a cabo por científicos de la Universidad de Chicago (EE.UU.).

Que nos falten una o dos horas entre semana y que recuperemos esas horas de sueño durante el fin de semana no es un patrón de sueño inusual en la sociedad actual; algo así como, “ponernos al día de las horas de sueño” aprovechando que el sábado y el domingo podemos dormir a pierna suelta. Pues bien, el estudio de la Universidad de Chicago ha reconocido que estas horas extras del fin de semana tienen importantes implicaciones para cualquier persona que pudiera estar al borde de la diabetes.

La diabetes es una enfermedad compleja. Anteriores estudios, como el publicado en la revista Diabetes Care, ya pusieron de manifiesto que dormir entre 7 y 8 horas diarias reducía el riesgo de sufrir diabetes tipo 2 y que dormir menos de estas horas estaba asociado a un aumento significativo del riesgo.



En el presente estudio, los expertos alteraron los horarios de sueño de 19 voluntarios varones sanos. Primero, pudieron dormir durante 8,5 horas durante 4 noches. Luego, solo pudieron dormir 4,5 horas durante las siguientes 4 noches. A continuación, para las dos siguientes noches, los voluntarios pudieron dormir todo lo que desearan: la media fue de 9,7 horas por noche. El control de la insulina fue el factor común de todas las sesiones del experimento.

Los resultados de este predictor del riesgo de diabetes (insulina) revelaron que tras las primeras cuatro noches de privación de sueño, la sensibilidad a la insulina se redujo un 23% y su riesgo de diabetes aumentó un 16%. Sin embargo, tras las dos noches de sueño prolongado, ambos parámetros volvieron a la normalidad.

“La respuesta metabólica a este sueño adicional fue muy interesante y alentadora. Esto demuestra que los jóvenes, personas sanas que esporádicamente no logran dormir lo suficiente durante la semana de trabajo pueden reducir su riesgo de diabetes si se ponen al día con el sueño durante el fin de semana”, explica, Esdras Tasali, líder del estudio.


Fuente: Muy Interesante