Frostine Shake, de 30 años, dejó el ballet en su adolescencia porque sentía que debía ser delga...

Monday, May 16, 2016 by Anabelly Hernandez

Frostine Shake, de 30 años, dejó el ballet en su adolescencia porque sentía que debía ser delgada para encajar.

La también maquilladora profesional y graduada como diseñadora de modas de la Universidad de North Texas empezó a bailar a los 6 años, pero lo dejó porque no podría lograr las metas de su instructor al tratarse de una disciplina bastante exigente, informó BuzzFeed.

Ahora, Shake logra manejar su cuerpo de forma inimaginable gracias a su dedicación, disciplina, flexibilidad y amor por el baile y las expresiones artísticas.

Al dejar el baile de lado, descubrió el ‘burlesque’ a sus 18 años, un baile artístico con cierto contenido erótico en el que el cuerpo se convierte en un medio de expresión. A través de este, empezó a incluir en ballet en sus rutinas hasta encontrar un estilo propio.

También contó con la ayuda de algunas de sus ex compañeras con las que aprendió ballet cuando pequeña, que se convirtieron en profesoras y decidieron brindarle su apoyo para desarrollar y mejorar sus habilidades para incorporarlas en sus rutinas.

Así, se ha convertido en un modelo a seguir para las mujeres que creen que tienen que encajar en cierto molde para hacer realidad sus sueños y llevar a cabo algunas actividades como el baile.

Su cuenta de Instagram ya cuenta con más de 10 mil seguidores que pueden ver algunos apartes de su día a día.

Una foto publicada por 🎀Frostine Shake🎀 (@frostineshake) el

Una foto publicada por 🎀Frostine Shake🎀 (@frostineshake) el


Un vídeo publicado por 🎀Frostine Shake🎀 (@frostineshake) el



Fuente: Pulzo