La llamada píldora del día después o píldora del día siguiente forma parte de un método anticonc...

Friday, May 13, 2016 by Anabelly Hernandez

La llamada píldora del día después o píldora del día siguiente forma parte de un método anticonceptivo de emergencia, que se puede utilizar para prevenir embarazos en los días inmediatamente posteriores a la relación sexual, según define la Organización Mundial de laSalud(OMS).

¿En qué casos se puede usar?

Se puede recurrir a la anticoncepción de emergencia después de una relación sexual sin protección, cuando falla la anticoncepción o el anticonceptivo se usa incorrectamente, y en caso de agresión sexual.

¿Cuál es la dosis?

La OMS refiere dos fármacos para la anticoncepción de emergencia, tomados en los cinco días posteriores (120 horas) a la relación sexual sin protección:

1. Levonorgestrel en una sola dosis de 1,5 mg. Otra opción es tomar dos dosis de 0,75 mg separadas por 12 horas.
2. Acetato de ulipristal en una sola dosis de 30 mg.

¿Cuál es la eficacia?

Solo es eficaz en los primeros días posteriores a la relación sexual, antes de la salida del óvulo del ovario y antes de que ocurra la fertilización por un espermatozoide.

Según la OMS, la eficacia del levonorgestrel es del 52 al 94% siempre que se tome dentro de las 120 horas posteriores a la relación sexual sin protección. La eficacia aumenta cuanto más pronto se tome el fármaco después de la relación.

En cuanto al ulipristal, señala que evita el embarazo en el 98% de los casos o incluso en un porcentaje superior, sobre todo si se toma dentro de las 72 horas posteriores al acto sexual sin protección.

“La anticoncepción de emergencia no puede interrumpir un embarazo establecido ni dañar al embrión en desarrollo”, afirma la OMS.

¿Hay efectos secundarios?

Las píldoras anticonceptivas de emergencia de levonorgestrel solo y de acetato de ulipristal son seguras y no provocan el aborto ni afectan a la fertilidad futura, pero no se deben administrar a mujeres con embarazo confirmado.

El uso de píldoras del día después no se recomienda como un método anticonceptivo de uso regular, porque existe una mayor posibilidad de fracaso que con las píldoras anticonceptivas habituales. Además, su uso frecuente puede tener mayores efectos secundarios, como la irregularidad menstrual.



Fuente:  RPP