Cada vez más gente dejar de consumir carne, por muchos y diferentes motivos. Pero, ¿sabes que ef...

Wednesday, April 20, 2016 by Anabelly Hernandez

Cada vez más gente dejar de consumir carne, por muchos y diferentes motivos. Pero, ¿sabes que efectos nota el organismo cuando eliminas este alimento por completo de tu dieta?.

Mejora la digestión y cambian tus bacterias intestinales
Una de las principales consecuencias de dejar de comer carne es que tus digestiones mejorarán notablemente.

El principal motivo de esto es que al eliminar este alimento de tu dieta incrementas la ingesta de otros como las verduras y las legumbres, por lo que aumenta tu consumo de fibra. Esto no solo hace que tengas mejores digestiones, sino que además ayuda regular tu tránsito, sufriendo muchos menos problemas de estreñimiento.

Como curiosidad, cabe señalar que, según un estudio, cuando dejas de comer carne tus bacterias intestinales. Las bacterias son muy diferentes entre omnívoros, vegetarianos y veganos, siendo los veganos los que tienen más bacterias intestinales protectoras.

Pierdes peso
Sin ninguna duda, una de las consecuencias más visibles de dejar de comer carne es que bajas de peso. ¿El motivo? Al hacerlo estás eliminando de golpe de tu dieta una gran cantidad de grasas saturadas.

Según un estudio de la facultad de medicina de la Universidad de Washington, las personas que eliminan todo tipo de carnes de su alimentación pueden llegar a perder alrededor de 4 kilos, sin necesidad de hacer ejercicio físico o someterse a un régimen de adelgazamiento. ¿Sorprendido?

Puedes tener déficit de nutrientes y anemia
A pesar de que dejar de comer carne tiene innumerables beneficios para nuestro organismo, también hay que tener en cuenta que puede conllevar ciertos riesgos. Y, sin ninguna duda, este es el más importante.

Las personas que no consumen carne se exponen a que conseguir tener ciertos nutrientes en nuestro cuerpo resulte complicado.

La deficiencia de ciertas vitaminas y minerales como el hierro, la vitamina D o la B12 pueden hacer que padezcas anemia.

En este sentido, es muy importante saber suplir estas carencias con otros alimentos, como las nueces, la leche, los huevos, la fruta y los vegetales de color oscuro.

Mejoran tus relaciones sexuales
Por muy sorprendente que pueda llegar a parecerte, está demostrado que eliminar cualquier tipo de carne de tu alimentación hace que mejore notablemente tu vida sexual.

En concreto, la que más afecta a la calidad de las relaciones sexuales es la carne roja. Si no te lo terminas de creer, en realidad esto tiene una explicación bien sencilla... Este tipo de carne repercute negativamente, entre otras cosas, a nuestra circulación.

Por ello, cuando se deja de consumir mejoran notablemente tanto las erecciones como los orgasmos. Además, la excitación de las personas vegetarianas suele ser mucho mejor.

Reduces el riesgo de padecer cáncer y enfermedades del corazón
Seguro que todos recordaréis el polémico informe de la OMS en el que se alertaba de que el consumo tanto de carne roja como procesada hace que aumente el riesgo de padecer cáncer, ¿verdad?

Además, numerosos estudios han demostrado que seguir una dieta vegetariana hace que disminuya la posibilidad de padecer todos los tipos de cáncer.

Por otro lado, un excesivo consumo de productos cárnicos está asociado a sufrir un mayor número de infartos y de enfermedades cardiovasculares.

Mejora tu olor corporal
Como ya estarás comprobando, eliminar todo tipo de carne de tu alimentación tiene múltiples y sorprendentes beneficios. Sin embargo, ¿a qué ni siquiera te imaginabas que uno de ellos era una notable mejora de tu olor corporal?

Según demostró un estudio publicado por la revista Chemical Senses, aquellas personas que no consumen carne tienen un olor corporal para el sexo opuesto "significativamente más atractivo, más agradable y menos intenso" que quienes sí la toman.

Como curiosidad, las carnes que generan un peor olor corporal son rojas, ya que parte de los residuos que nos dejan en el organismo al consumirlas se eliminan a través del sudor. En este proceso los residuos se mezclan con las bacterias de la piel, provocando un olor un tanto desagradable.

Tienes una piel más sana
A veces nos gastamos una auténtica pasta en cremas y demás productos para que nuestra piel tenga buen aspecto, olvidándonos de que beber abundante agua y cuidar mucho la alimentación son el mejor truco de belleza en este sentido.

Cuando llevas una dieta vegetariana ingieres una mayor cantidad de frutas y verduras frescas, por lo que estás aumentado increíblemente la cantidad de antioxidantes de tu organismo.

Esto se traduce en que, casi sin darte cuenta, comenzarás a tener una piel radiante y con mucha más suavidad e hidratación que antes.

Sentirás más energía
Otro de los beneficios de comer carne es que notarás como casi inmediatamente tus niveles de energía se incrementan.

Esto es porque al eliminar este alimento de tu dieta estás dando mucho más protagonismos a otros como las espinacas y otro tipo de vegetales que nos ayudan a abrir los vasos sanguíneos, permitiendo que fluya más y mejor oxígeno. De esta manera notaremos mucha más energía que antes.

Te baja la presión arterial
Numerosos estudios, como uno publicado en la revista Public han demostrado que las personas que siguen una dieta tanto vegetariano como vegana tienen muchas menos posibilidades de padecer hipertensión que el resto de personas.

Según la citada investigación, las posibilidades disminuyen a medida que aumenta la ingesta de frutas y verduras. Y es que, de esta manera lo que conseguimos es mantener mucho más estable nuestra presión arterial.



Fuente: Qué!